Skip navigation
Edúcate sobre la conexión entre el abuso de drogas y la propagación de la infección por VIH en los Estados Unidos.
¿Cuál es la conexión entre el abuso de las drogas y el VIH?

Desde el comienzo de la epidemia se ha reconocido que existe una conexión entre el abuso de las drogas y el VIH/SIDA. Aunque el uso de drogas inyectables es bien conocido como un factor de riesgo en este aspecto, el papel más general que juega el abuso de las drogas no inyectables en la propagación del VIH es menos reconocido. Esta última conexión se debe en parte a los efectos adictivos e intoxicantes de muchas drogas, que pueden alterar el juicio y la inhibición, haciendo que muchas personas se involucren en comportamientos impulsivos y peligrosos.

El uso de drogas inyectables. Generalmente las personas relacionan el abuso de drogas y el VIH/SIDA con el uso de drogas inyectables y el uso compartido de agujas. Cuando los usuarios de drogas inyectables comparten el "equipo", tal como agujas, jeringas y otra parafernalia para la inyección de drogas, se puede trasmitir el VIH entre los usuarios. Otras infecciones, como la hepatitis C, también se pueden trasmitir de esta manera. La hepatitis C puede causar enfermedad hepática y lesión hepática permanente.

La falta de buen juicio y los comportamientos riesgosos. El abuso de drogas por medio de cualquier ruta (no solamente por inyección) puede poner a una persona en riesgo de contraer el VIH. La intoxicación por alcohol o drogas afecta el juicio y puede llevar a prácticas sexuales peligrosas, lo que pone a las personas en riesgo de contraer el VIH o de trasmitírselo a otra persona.

Los efectos biológicos de las drogas. El abuso de drogas y la adicción pueden afectar la salud general de una persona, alterando así la susceptibilidad al VIH y a la progresión del SIDA. Tanto el abuso de drogas como el VIH afectan el cerebro. Las investigaciones han demostrado que el VIH causa mayor daño en las células del cerebro y deterioro cognitivo entre los usuarios de metanfetamina que entre los pacientes con VIH que no usan drogas. En estudios con animales, la metanfetamina ha demostrado incrementar la cantidad del VIH en las células del cerebro. [*]

El tratamiento para la drogadicción. Desde finales de la década de los ochenta, las investigaciones han demostrado que una manera eficaz de prevenir la transmisión del VIH es mediante el tratamiento para el abuso de las drogas. Los drogadictos que reciben tratamiento suspenden o reducen el uso de drogas y el comportamiento riesgoso relacionado, tal como la inyección de drogas y prácticas sexuales peligrosas. Además, los programas para el tratamiento del abuso de drogas juegan un papel importante en el suministro de información actualizada sobre el VIH/SIDA y enfermedades relacionadas, servicios de consejería y pruebas de detección, y referencias a servicios médicos y sociales.

* HIV Neurobehavioral Research Center Group. "Patterns of selective neuronal damage in methamphetamine-user AIDS patients" J Acquir Immune Defic Syndr. 2003 Dec 15;34(5):467-74 http://www.ncbi.nlm.nih.gov/sites/entrez?Db=pubmed&Cmd=ShowDetailView&
TermToSearch=14657756
Componentes (plugins) necesarios para ver esta página: Quicktime, Windows Media  |  Accesibilidad  |  Política de privacidad  |  FOIA (NIH)  |  Mapa del sitio
The National Institute on Drug Abuse (NIDA), is part of the National Institutes of Health (NIH), the principal biomedical and behavioral research agency of the United States Government. NIH is a component of the U.S. Department of Health and Human Services.